La alopecia femenina es muy real.

Todas las mujeres sueñan con lucir un cabello en perfectas condiciones porque lo consideran como un atributo de belleza, sin importar la edad o clase social. El impacto emocional y el estrés que genera perder el cabello, y no recuperarlo, es muy grande.


La alopecia femenina es una alteración congénita o adquirida que provoca la pérdida de la densidad del cabello por adelgazamiento del mismo y la falta de desarrollo de los cabellos en el cuero cabelludo.

La alopecia afecta también a las mujeres con cambios drásticos.

Existen factores que influyen en la alopecia femenina y dan origen a un cierto tipo de alopecia. Así tenemos: los andrógenos y la predisposición genética (alopecia androgenética); menopausia; hipertiroidismo; hipotiroidismo; postparto (alopecia por alteraciones y cambios hormonales); carencias nutritivas (alopecia carencial ); post operatorio, medicamentos, estrés (alopecia de efluvio anagénico y efluvio telógeno); abuso de extensiones y productos químicos aplicados directamente en el cuero cabelludo (alopecia traumática).


La alopecia femenina va evolucionando lento y progresa con los años, si no se trata a tiempo; adicionlmente, se relaciona con el estilo de vida de cada persona relacionado con su higiene, estado de salud, formas de alimentación, manejo del estrés, etc.


La alopecia en las mujeres se caracteriza por el adelgazamiento o trofismo del folículo capilar en la zona superior, laterales y coronilla, conservando la línea de implantación del cabello (línea desde donde inicia el cabello).


A diferencia de los hombres, la mujer no llega a una alopecia total; sin embargo, en una tercera fase es muy evidente visibilizar el cuero cabelludo.


La pérdida de cabello es la mujer genera problemas psicológicos.

Se puede medir y valorar el estado degenerativo de la alopecia con patrón femenino, mediante la Escala de Ludwig (que clasifica la alopecia androgenética femenina y su grado de afectación) definiéndolo en tres estadios o fases evolutivas: alopecia discreta, moderada y severa.


Fase 1: Alopecia Discreta

La pérdida de cabello es ligera y se empieza a visibilizar zonas del cuero cabelludo. Momento en el que deberíamos realizar una fisioterapia capilar, para evitar el avance degenerativo de los folículos.


Fase 2: Alopecia Moderada

En la zona frontal de la cabeza existe una zona significativa con poca densidad del cabello. Por lo general, las mujeres acuden en busca de ayuda profesional cuando su caso se encuentra en una fase de alopecia moderada.


Fase 3: Alopecia Severa

No es común, pero se puede evidenciar que en la zona frontal, en la zona parietal (costados superiores cabeza) y temporal (costados inferiores cabeza) la implantación de cabello es muy difusa y existen zonas grandes sin cabello, muy parecida a la alopecia adrogenética masculina.


La ayuda a esta condición debe provenir de un profesional.

Nuestra recomendación como Centro Especializado en Salud Capilar y Belleza es la de actuar a tiempo para realizar una fisioterapia capilar que conlleva varias terapias en tratamiento especializado. De esta manera, utiliza equipos tecnológicos; fórmulas cosméticas y cosmecéuticas; masaje; calor; luz; de forma terapéutica para prevenir, corregir y regenerar cualquier patología (alopecia).


"A diferencia de los hombres, la mujer no llega a una alopecia total; sin embargo, en una tercera fase es muy evidente visibilizar el cuero cabelludo."

Autoría y agradecimiento a:

Yadira Carvajal especialista capilar y Tricóloga certificada de Harmonyx Studio.


Enlaces relacionados:

https://www.medigraphic.com/pdfs/derrevmex/rmd-2015/rmd155f.pdf


#PregúntaleAHarmonyx #HarmonyxEsSalud #NuevaNormalidad #beauty #belleza #capilar #tratamentocapilar #cuerocabelludo #cabello #cabellosano #cabellosaludable #alopeciafemenina #alopecia

48 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo