La alopecia y la alimentación cotidiana.

La alimentación es la fuente que permite el correcto equilibrio y funcionamiento a todos nuestros órganos.


En el caso del cabello, es el sistema circulatorio el encargado de llevar todos los nutrientes y oxígeno a las células para que éstas produzcan un cabello sano y fuerte.


De ahí que, la carencia nutricional por diferentes factores, como dietas de adelgazamiento muy rigidas; transtornos digestivos (digestión, absorción, excreción, metabolización) y anorexia o bulimia nerviosa, obliga al organismo a reacionar de una manera determinada, haciendo que aquellos nutrientes sean enviados, de manera prioritatia, a órganos vitales como corazón, riñones, pulmones, hígado, etc; restando importancia a la piel y tejidos anexos como es el cabello y las uñas.

Una mala alimentación es un motivo suficiente para la alopecia.

El cabello se encuentra estructurado o formado, principalmente, por una proteína dura e insoluble al agua, llamada queratina que se forma al interior de la matriz del foliculo piloso y no por algún tratamiento externo en la hebra capilar. Para ello, requiere de una ingesta adecuada de alimentos que proporcionen los nutrientes que necesita.


En este sentido, al haber una carencia de nutrientes aparece la alopecia (pérdida excesiva de cabello) como una de sus consecuencas. Si el organismo no tiene las vitaminas y nutrientes suficientes, ocasiona un debilitamiento, adelgazamiento y la posterior caída de cabello. La poca actividad de las células germinativas que se encuentran dentro de la raíz del cabello, a causa de esta carencia, hace mucho más lento el crecimiento de la hebra capilar.


Una buena nutrición para el cabello debe contener todo los grupos alimentícios.

Por tanto, la correcta alimentación y absorción de nutrientes por parte de nuestro organismo, sin duda, juega un papel fundamental para el buen funcionamiento de nuestros ciclos capilares.


Es importante mantener una dieta rica en proteinas (aminoácidos); vitaminas; minerales (oligoelementos); fibra; carbohidratos, agua y grasas. Si por alguna razón, como por ejemplo el trajín del día a día, no mantenemos una alimentación adecuada, pueden ayudar complementos vitamínicos que contengan: magnesio; zinc; selenio; azufre; hierro; cobre y biotina. Estos son componentes que influyen en el proceso de regeneración capilar, por tanto, ayudarán a equilibrar la dieta diaria y a recuperar el volumen capilar, evitando la atrofia del folículo.


"Si el organismo no tiene las vitaminas y nutrientes suficientes, ocasiona un debilitamiento, adelgazamiento y la posterior caída de cabello."

Autoría y agradecimiento a:

Yadira Carvajal especialista capilar y Tricóloga certificada de Harmonyx Studio.


#PregúntaleAHarmonyx #HarmonyxEsSalud #NuevaNormalidad #beauty #belleza #capilar #tratamentocapilar #cuerocabelludo #cabello #cabellosano #cabellosaludable #alopecia #alopeciaandrogenetica

69 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo